La emergencia más notoria se ha registrado en el municipio de Hacarí en donde se conformó el Refugio Humanitario de Mesitas.

La alteración del orden público que se viene registrando en la zona del Catatumbo desde hace varias semanas obligó a la Unidad de Víctimas a activar un plan de contingencia departamental en cinco municipios de la región.

“Se trata de los municipios de Hacarí, San Calixto, Convención, Teorama y El Carmen, allí se encuentran en total alerta por los combates entre el Eln y Epl en donde hay temor de la población de quedar en medio de un fuego cruzado” dijo Saniel Peñaranda coordinador de la Unidad de Víctimas de Norte de Santander.

Así mismo, dijo que la emergencia más notoria se ha registrado en el municipio de Hacarí en donde se conformó el Refugio Humanitario de Mesitas allí hay 591 familias y en San Calixto en el sector de la Primavera en donde se estima se ubican 291 familias; Inicialmente las alcaldías realizaron la entrega de ayuda humanitaria hasta que su capacidad de presupuesto y administrativa se los permitió. 

Ante lo mencionado, el Comité de Derechos Humanos en la región del Catatumbo, pidió la intervención de la Comisión Internacional de la Cruz Roja para detener los combates entre Eln y Epl.

Se espera que la presencia de los organismos internacionales, logre frenar el desplazamiento de familias campesinas, que por temor deciden resguardarse en sus viviendas. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido