Los constantes cierres de la vía Bucaramanga - Barrancabermeja y el paso restringido que se da por 13 horas diarias ha generado serias afectaciones a la economía del departamento de Santander.

Sectores como el agrícola, las empresas transportadoras y los restaurantes ubicados sobre el corredor vial han sido los más perjudicados con la complicación de la vía que se presentó en diciembre y que sigue sin solución definitiva.

Samuel Prada, secretario de desarrollo de Santander, explicó que el comercio que por años se ha sostenido sobre el eje vial ha reportado enormes pérdidas económicas.

"De esos comercios de frutas, víveres y productos de la región vive una cantidad de gente de municipios como Lebrija, Barrancabermeja y Betulia. Ellos han visto anulada su actividad comercial y no solo eso, se está viendo en los fletes de transporte de materias primas y de insumos". 

La afectación económica es aún mayor cuando se produce el bloqueo de la vía Bucaramanga - Barrancabermeja por caída de rocas y movimiento del terreno.