http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/ViceministrodeHaciendaBucaramanga23Agosto.mp3

El viceministro técnico de Hacienda, Andrés Escobar, explicó que el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, debe contar con la aprobación del Concejo de la ciudad para solicitar al Ministerio de Hacienda la aplicación de la Ley 550, conocida como Ley de Quiebras.

Escobar advirtió que "la figura de la quiebra como tal no existe, ni le corresponde al Ministerio de Hacienda declarar en quiebra a algún ente territorial" pero aclaró que "lo que sí existe, en razón a la Ley 550 de 1999, es que el municipio entre a un programa de reestructuración de sus pasivos".

Una vez que el Consejo de la ciudad apruebe que el alcalde de la ciudad solicite al Ministerio de Hacienda acogerse a la Ley de Quiebras, inicia un proceso de reestructuración de sus deudas y acuerdos de pago que dura aproximadamente cinco años, explicó el viceministro.

Escobar agregó que "el alcalde tiene que ser el gran coordinador de este proceso" y precisó que "lo que hace el Ministerio de Hacienda es acompañarlo, vigilar que el ente territorial cumpla con los compromisos que quedan pactados en el acuerdo y vigila que los acreedores también cumplan con esos compromisos".

"Pero en ningún momento el alcalde se puede sustraer de atender el manejo del municipio y de garantizar que las finanzas públicas del municipio estén en orden", puntualizó el viceministro técnico.

El Ministerio de Hacienda realiza un monitoreo periódico de las finanzas de todas las entidades territoriales y cada año presenta un análisis de los mismos. Además, tiene un sistema de alertas para los entes territoriales con dificultades financieras, de modo que estas puedan resolverse antes de que deban solicitar acogerse a la Ley de Quiebras.

Escobar agregó que el alcalde de Bucaramanga ya había hablado con Ana Lucía Villa, jefe de la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda, sobre sus preocupaciones por la situación fiscal de la ciudad. Sin embargo, aún no había presentado la solicitud aprobada por el Consejo de Bucaramanga.

El viceministro técnico también aclaró que por el momento no hay solicitudes de Ley de Quiebras para ciudades de ese tamaño.