"Yo no sé si así somos de estúpidos", dijo el alcalde Rodolfo Hernández, quien arremetió contra la familia Aguilar.

Asegurando que desconoce de dónde ha salido el dinero para financiar las campañas políticas de Hugo Aguilar y su hijo y ahora candidato al senado Richard Aguilar, el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, hizo serias acusaciones contra el ‘Clan’ de los Aguilar, como lo denominó el mandatario. 

En una trasmisión en una red social, el alcalde invitó a los santandereanos a no votar por aquellos que han seguido inmersos en la política y señaló al padre e hijo.

"Esos que estuvieron en la Gobernación están haciendo campañas y son clanes, el papá y el hijo gobernador, el otro senador y pretenden sacar la mayoría de los votos en Santander, yo no sé si así somos de estúpidos, al menos yo en Bucaramanga pido a la ciudadanía que no les demos el voto a ellos".

"Que ganen por allá en los pueblos en donde ellos dizque hicieron mucho, yo no sé qué hicieron, pero era con plata de la misma gente no era plata de ellos. Ahí tienen un proceso de $6 mil millones y pagan dizque $500 mil mensuales y andando en Porsche, yo no entiendo eso", expresó.

De esta forma sin nombrarlos el alcalde hace clara alusión a la familia Aguilar (Hugo, exgobernador; Richard exgobernador y candidato al Senado y Mauricio actual senador.

Además, hace referencia al proceso que Hugo Aguilar tiene en la Corte Suprema de Justicia el cual además de una condena por vínculos con el paramilitarismo, le representó una sanción por $6 mil millones, con un acuerdo de pago por $500 mil mensuales.

Argumentó que las autoridades deberían investigar de dónde ha salido el dinero para financiar dichas campañas políticas si el exgobernador Hugo Aguilar se declaró en quiebra para reparar a las víctimas y continúa andando en vehículos de alta gama.

El mandatario pidió a los bumangueses abstenerse de votar a favor de los Aguilar, argumentando que no se puede seguir favoreciendo a quienes no han  hecho nada por el departamento. 

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido