Cargando contenido

Miembros de ese grupo armado realizaron un bloqueo ilegal en la vía Ocaña-Hacarí, en Norte de Santander.

Comunidad desplazada del Catatumbo
Comunidad desplazada del Catatumbo
Cortesía

Una comisión del Ministerio de Trabajo y el alcalde del municipio de Hacarí (Norte de Santander), estuvieron retenidos durante varias horas, por parte de miembros de la guerrilla del EPL, en hechos ocurridos en el sector conocido como Aspacicas.

De acuerdo con las primeras informaciones de las autoridades, varios hombres armados interceptaron los vehículos oficiales que se desplazaban en la vía que de la población de Ocaña, conduce a Hacarí, mientras se conoció que al parecer obligaron a los ocupantes a permanecer en ese lugar por un par de horas. 

Luego de esta retención, el alcalde del municipio de Hacarí, Milcíades Pinzón, señaló en diálogo con RCN Radio, que los integrantes de ese grupo armado ilegal, les quitaron sus equipos celulares y medios de comunicación.

"Fueron momentos de preocupación. Nos quitaron los celulares y por dos horas nos tuvieron ahí. Nos preocupaba que se dieran enfrentamientos con la fuerza pública y nos colocaran de escudos humanos", expresó el alcalde.

Le puede interesar: Persisten combates entre Ejército y grupos armados en Catatumbo

El funcionario agregó que "estas personas que estaban bloqueando la vía, le quitaron el arma al escolta que me acompañaba y nos dejaron aun lado de la vía. Después nos dejaron pasar y afortunadamente no pasó a mayores".

Pinzón afirmó que una comisión del Ministerio del Trabajo también fue obligada a retornar a la ciudad de Cúcuta, luego del retén en el que debieron permanecer varias horas.

"Nos preocupa que estos hechos se presenten. Por eso es que no se pueden hacer trabajos en la zona, porque se presentan estas situaciones. A los delegados del Ministerio les tocó regresar a Cúcuta y no pudieron hacer su trabajo", advirtió.

Lea además: En mitad de la guerra y sin servicios básicos viven habitantes del Catatumbo

Varios vehículos de servicio público, fueron marcados con insignias alusivas a este grupo armado que delinquen en la zona de frontera entre Colombia y Venezuela.

Las autoridades retomaron posteriormente el control de la zona que es fuertemente asediada por grupos armados como el EPL, ELN, las disidencias de las FARC y varias bandas criminales que se disputan el dominio de las rutas del narcotráfico.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido