Foto RCN Radio Cúcuta

Alejandro 'Tato' García, alcalde del municipio fronterizo de Pedro María Ureña, señaló que las mafias de la gasolina lideradas por la guardia nacional bolivariana, están acaparando el combustible en la región y lo está revendiendo en la frontera. Señaló que las fuerzas armadas tomaron control de las mismas, luego de este tipo de irregularidades las cuales fueron denunciadas; sin embargo, afirma que los funcionarios que fueron ubicados en las bombas de gasolina, están siendo permeados por las mafias del combustible. "A pesar que el Ejército le quitó las bombas a la Guardia Nacional en Ureña, las cuales funcionaban perfecto la semana pasada, ya se están echando a perder los funcionarios que se colocaron allá; seguimos luchando contra las mafias de la gasolina que están delinquiendo en la frontera" indicó García. El alcalde del municipio de Ureña, le pide a los altos mandos del ejército bolivariano rotar su personal para impedir que sea retomado el negocio del combustible por las mafias en la frontera. "Cambie y rote su personal, para que usted vea que las bombas empiezan a funcionar otra vez, pues en Ureña era un paraíso tanquear la semana pasada, cuando le quitaban a las personas entre 60 y 80 mil bolívares por echarle combustible a un vehículo; las mafias son demasiado poderosas y ya están corrompiendo a los encargados de las bombas" puntualizó el alcalde del municipio de Ureña. Asimismo, expresó que bajo la complicidad de los gobiernos de Vielma Mora y Nicolás Maduro, se ha fortalecido este fenómeno de criminalidad en la frontera común, lo cual preocupa tanto a las autoridades locales como las de Norte de Santander.