Foto RCN Radio Cúcuta



Preocupación en diversos municipios del departamento ante la eventual llegada masiva de menores de edad venezolanos, en búsqueda de cupos escolares, para la vigencia 2018, donde los temas que mayor atención demandan son el Programa de Alimentación Escolar y las pésimas condiciones de escuelas y colegios.

El alcalde del municipio de Villa del Rosario Pepe Ruíz, en diálogos con RCN Radio, señaló que en el tema educativo, hay gran expectativa ante el arribo masivo de menores de edad venezolanos, que llegarían a la región en búsqueda de cupos en los diversos colegios públicos de la región.

"La escasa capacidad en infraestructura de los colegios para atender la gran demanda de población infantil en el municipio histórico, es uno de los temas que nos tienen en alerta a todos los alcaldes en el departamento, por lo tanto hacemos el llamado al Ministerio de Educación y el Gobierno Nacional para que se de el respaldo suficiente y afrontar esta situación" expresó  Ruíz.

En lo que respecta al Programa de Alimentación Escolar, el cual sufrió un recorte presupuestal para la presente vigencia, Ruíz Paredes expresó que "los municipios del área metropolitana, tienen un convenio con Gobernación, para que los recursos alcancen a beneficiar a toda la comunidad educativa; sin embargo, la demanda de estudiantes venezolanos puede colapsar el sistema"

Entre tanto, María Inmaculada Parada, alcaldesa del municipio de Bochalema, en diálogos con RCN Radio, afirmó que su administración, se prepara para recibir el año escolar 2018, donde aumentará la matrícula por llegada de niños venezolanos y connacionales.

La mandataria local, señaló que "Los colegios del Centro urbano de Bochalema y La Don Juana, están en pésimo estado, pues algunas aulas, no cuentan con el suministro de energía eléctrica, lo cual afectará el inicio del calendario escolar y no se prestará un servicio optimo"

Coinciden los burgomaestres, en solicitar al alto gobierno para girar recursos, con el fin de reparar colegios urbanas y rurales para prestar un mejor servicio a los miles de niños nacionales y extranjeros que esperan encontrar cupos escolares en colegios públicos de la región.