Foto suministrada a RCN Radio

La alcaldía de Bucaramanga izó hoy la bandera de la comunidad LGBTI, en medio de la polémica que generó la diputada Ángela Hernández esta semana por sus declaraciones sobre la aplicación del manual de convivencia escolar.

El jefe de Gabinete de la Alcaldía, Manolo Azuero, argumentó que el izar la bandera de la comunidad LGBTI es una muestra del respeto a la diversidad sexual y a quienes se les han vulnerado sus derechos.

La bandera con los colores del arco iris, que permanecerá izada en la sede de la Alcaldía inicialmente durante diez días, junto con las de Santander y Colombia, generó de inmediato reacciones encontradas.

Para el concejal Jaime Andrés Beltrán, el hecho de que se haya izado la bandera LGBTI es una medida populista de parte del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández.

Entre tanto, Olga Materón, activista LGBTI, destacó el reconocimiento que ha recibido su comunidad por parte de la Alcaldía al izar la bandera gay.

La diputada Ángela Hernández abrió el debate al criticar varios de los puntos que contempla el nuevo manual de convivencia escolar, como los baños mixtos y la cátedra de identidad de género desde preescolar.

Para Hernández, la Ley 1620, llamada Ley de Convivencia, permite interpretaciones y un adoctrinamiento sobre la comunidad LGTBI en los colegios desde una edad temprana.