Cargando contenido

Foto Referencia



En el sector de Saphadana a orillas del río de Oro, zona rural del municipio de Convención, las comunidades indígenas, dan ultimátum a cerca de 200 familias de 9 veredas del Norte del Catatumbo, para salir de sus territorios ancestrales antes del 12 de febrero del presente año.

Situación, que alerta a la Defensoría del Pueblo y otros autoridades, quienes reclaman al gobierno nacional, la intervención inmediata para evitar un enfrentamiento entre las comunidades que habitan la región. Hermes García Quinteros, El alcalde del municipio de Convención, Norte de Santander, advirtió la petición de la Comunidad Indígena Motilón-Barí, podría ocasionar el desplazamiento de más de 1.900 personas.  

"El pueblo Barí ha manifestado que quieren el desalojo total de todos los habitantes no Barí, presentes en el territorio, incluyendo campesinos, sectores sociales, actores armados y todos los que hagan presencia; esta es una disposición en el marco de una asamblea y se tiene previsto que a partir del jueves 8 de febrero y hasta el próximo 12, se estará desarrollando ese desalojo del territorio ancestral" afirmó el mandatario local.

Además, señaló que la máxima preocupación, radica en la posibilidad que se genere un conflicto entre las comunidades que cohabitan terrenos comprendidos en los municipio de Convención, Teorama, El Carmen y Tibú.  

"Le hemos pedido al Ministro del Interior y a las autoridades presentes que ayudará y hagan presencia organismos humanitarios para evitar que se presente una confrontación, entre los indígenas de los cuales nos sentimos orgullosos, y de los campesinos que no tienen otro lugar para vivir"   

El burgomaestre, aseguró que de presentarse el desplazamiento masivo, ante el accionar de las comunidades indígenas, el municipio de Tibú, sería el principal receptor de estas personas; "Ante un eventual desplazamiento, sería Tibú el lugar donde más personas llegarían por los condiciones geográficas y porque es más fácil llegar por el centro poblado de Saphadana

RCN Radio, consultó al Ministro del Interior Guillermo Rivera sobre esta situación y aseveró que en las próximas horas, estará en la región representantes de comunidades indígenas, quienes mediarán en este conflicto.

"El vice-ministro de relaciones políticas Héctor Olimpo Espinosa y funcionarios de asuntos indígenas del Ministerio del Interior, estarán tratando este importante tema, donde se le va a proponer a la comunidad Barí, hacer una mesa de trabajo para tratar de resolver este inconveniente y evitar cualquier enfrentamiento que se pueda presentar entre las comunidades"  

Asimismo, las autoridades locales, continúan en alerta ante la posibilidad que se presenten enfrentamientos y el posterior desplazamiento de estas comunidades quienes esperan superar este conflicto social.