Consecuencia de la creciente súbita que se registra en los ríos Opón y Carare las autoridades declararon la alerta roja en estos dos ríos del departamento de Santander.

Según el director de gestión de Riesgo del departamento Ramón Ramírez las comunidades que habitan en las riberas de los ríos deben informar sobre  la variabilidad del caudal de los ríos para que se adopten las medidas necesarias y evitar emergencias.

“Esto se debe a las lluvias que se han registrado en varios sectores del país, específicamente en la zona del pacífico en donde han aumentado los caudales de las cuencas hídricas, lo que ha generado las alertas en los ríos de Santander” agregó el funcionario.

Ramón Ramírez señaló que “la alerta naranja continúa para los ríos Suárez, Lebrija, Chicamocha y Fonce, también por las mismas condiciones que han venido cambiando en el país, por eso tenemos esta variabilidad en estas cuencas”.

La administración departamental informó que se mantienen activos los planes de contingencia con posibilidades de evacuación, de igual manera las autoridades están atentas ante los requerimientos y las emergencias que se puedan llegar a presentar.