Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Hospital Erasmo Meoz de Cúcuta
Foto de RCN Radio

De los 40 municipios que tiene Norte de Santander, se estarían presentando dificultades en la zona del occidente, sur oriente y la zona del Catatumbo, donde no hay suficientes hospitales, tampoco personal médico, ni mucho menos medidas de protección de bioseguridad.

Hay preocupación en el occidente del departamento porque el Fondo de Adaptación, entidad responsable de la reconstrucción del Nuevo Gramalote, no construyó el hospital que se requiere allí, y en la actualidad existe es un puesto de salud, al que llegan pacientes de los municipios de Santiago, Lourdes, Salazar y del corregimiento de Carmen de Nazaret.

Le puede interesar: Calidad del aire vuelve a deteriorarse en Cúcuta

Carmenza Contreras, habitante de Gramalote, dijo a RCN Radio: "me preocupa, yo vivo en Cúcuta, pero me vine a Gramalote por la contaminación de aire que vive la ciudad, pero aquí solamente existe un puesto de salud, una médica y una enfermera".

Así mismo, señaló que en el Nuevo Gramalote viven personas de edad avanzada, sin contar las familias que se ubican en las distintas veredas de la zona rural de la localidad, a esto se suma el gran número de habitantes de otros municipios del occidente de la región.

Tan delicada es la situación que un grupo de abogados de Gramalote instauraron una tutela contar el Fondo de Adaptación, al entregar la entidad de manera incompleta el municipio, en donde la única opción sería trasladar los pacientes al hospital de Cúcuta.

Le Puede Interesar:  De 146 pruebas de COVID-19 realizadas en hospital de Cúcuta, 32 resultaron positivas

Una situación similar se registra en la ESE del sur oriente del departamento, en el municipio de Chinácota, allí hay un hospital en donde existen 60 camas, y llegan pacientes de los municipios de Toledo, Labateca, Durania, y los corregimientos de San Bernardo, Samoré, Gibratar y la Doña Juana.

El diputado José Luis Duarte manifestó por su parte a este medio que le preocupa que Chinácota es un municipio de un gran número de habitantes, "hay pocas camas frente a esta pandemia, es reducido el personal médico y mucho menos hay material de protección de bioseguridad".

Mientras que en la zona del Catatumbo, el municipio de Tibú no cuenta con suficientes camas y a esto se une el poco personal médico, por la renuncia de varios profesionales del sector de la salud a causa de las amenazas que proceden de diversos grupos armados que se encuentran en la zona.

El gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, indicó en RCN Radio: "hemos realizado múltiples esfuerzos, con el Instituto Departamental de Salud y el Ministerio de Salud se han realizado entregas de camas  y ambulancias en varios municipios de la región".

"Cada uno de los municipios tendrán un punto de referencia como Ocaña, Pamplona, Tibú y Cúcuta en donde se va a concentrar la capacidad de atención para quienes requieren de hospitalización o cuidados intensivos, de acuerdo con el nivel complejidad del paciente", agregó. 

Recalcó que el municipio de Ocaña ha recibido 45 camas para la Unidad de Cuidados Intensivos, en Pamplona se han entregado 19 camas, mientras que en Tibú 10 camas. El hospital Erasmo Meoz de Cúcuta cuenta con 200 nuevas camas para la UCI y 150 camas de hospitalización.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.