Guillermo Quintero, delegado de la Asociación Campesina del Catatumbo, Ascamcat, expresó que el Ministerio de Defensa y el Gobierno Nacional deben revisar el Acuerdo Municipal de Sustitución, el cual fue firmado el pasado fin de semana en el municipio de Tibú, antes de iniciar con trabajos de erradicación forzada. El representante de Ascamcat, señaló que el gobierno pretende adelantar la erradicación y posteriormente implementar procesos de sustitución de la hoja de coca, con lo cual no están de acuerdo. "Queremos que se cumpla la socialización de la implementación de los acuerdos en el resto de la región y luego hablemos de la erradicación; es insólito que se diga que se va a erradicar y luego se llama a las comunidades a ver qué pasa, el alto gobierno debe caer en razón, el campesino está comprometido en salir de la ilegalidad" expresó Quintero. Asimismo, indicó que se está evaluando la posibilidad de adelantar una movilización campesina en la región, aunque expresa que no han confirmado que sea por las vías de hecho. "Esperamos que no se presente un hecho como el presentado en el año 2013, donde un paro de 53 día bloqueó comercialmente la región; ya hay comunicados públicos de comerciantes, palmicultores y demás expresando su preocupación por la posibilidad de tomar las vías de hecho, aunque no es confirmado que sea por medio de un paro"    Entre tanto, El Brigadier General Jaimes Carvajal, comandante de la segunda división del Ejército, afirmó que en el municipio de Sardinata, donde se ha presentado el desembarco de militares, se busca acompañar el proceso de sustitución, más no iniciar el proceso de erradicación. "llegamos a Sardinata, pero no empezamos a erradicar, allí se adelanta un plan piloto, para que no se presente una protesta social que origine violencia, donde la fuerza pública ayudará a erradicar de forma voluntaria a los campesinos; Sin embargo, si no se respete el acuerdo, tendremos que adelantar nuestra misión constitución, que es la erradicación forzosa" agregó el General Carvajal. Asimismo, manifestó que servirán de certificadores ante el gobierno nacional para que una vez erradicado, los campesinos puedan acceder a los beneficios. "Este proceso se quiere adelantar en todo el país, que la fuerza pública, ayude a erradicar y a su vez podamos certificar ante el gobierno nacional, para que reciban los beneficios"   Finalmente sectores campesinos manifestaron su malestar con la decisión del Ministerio de Defensa de desembarcar tropas en la zona, pues lo consideran un peligro, ante el accionar de otros grupos armados irregulares, que delinquen en la región.