Foto Referencia



Las autoridades investigan el asesinato de Juliana Bolívar Jaimes de 30 años de edad y de su hija de 9 años de edad, en zona rural del municipio de Pamplona.

Según habitantes de la zona, en la vía que comunica Cúcuta con Pamplona, muy cerca a la vuelta de los adioses, el esposo de la víctima fue golpeado, quien logró huir después de permanecer amarrado y amordazado.

Los gritos de Henry Ramírez esposo de la mujer asesinada fueron escuchados por trabajadores de un monta llantas, quienes llegaron al lugar y encontraron a la señora Juliana ahorcada con un cable y a su pequeña hija muerta por asfixia mecánica.

El coronel George Quintero comandante de la Policía en Norte de Santander dijo a RCN “estamos investigando lo sucedido, se tienen información, que la familia había dado hospedaje a unos venezolanos a quienes se les dio la oportunidad de trabajar como vendedores de verduras”.

Según la comunidad, la familia tenía una panadería a la orilla de la carretera, en donde suelen parar los viajeros que se movilizan entre Bucaramanga-Cúcuta.