Es un dispositivo que sirve para que los ciudadanos reporten emergencias.

Con el fin de brindar seguridad a feligreses, turistas y comunidad en general en los principales lugares de peregrinación y templos religiosos, la policía Metropolitana de Bucaramanga asignó el botón de pánico, un dispositivo que sirve para que los ciudadanos reporten emergencias o alguna anormalidad que altere el orden público.

El general Manuel Vásquez comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga indicó que se trata de un sistema mediante el cual se generan reportes de emergencias a la central de comunicaciones de la Policía Nacional  mediante una línea directa.

“Más de 100 lugares un turismo religioso cuenta con este sistema electrónico que nos permite además de los dispositivos de mujeres y hombres que prestan seguridad en los lugares, a través de este dispositivo desde esos mismos sitios, sea activa el botón y la comunicación llega al 123, los radio operadores están alertando las patrullas para que llegues a estos puntos específicos donde se esté cometiendo algún hecho de inseguridad” indicó el oficial.

“El lanzamiento de este dispositivo se da mediante una estrategia de atención inmediata para los lugares de peregrinación y reflexión más visitados por turistas y feligreses, pero no hay que olvidar que los delincuentes aprovechan estas conglomeraciones de gente para realizar sus actividades que atentan contra la integridad de las personas, por eso es necesario que la comunidad nos colabore informando lo que sucede” aseguró el general Vásquez.

Con esta herramienta se busca reducir el tiempo de recepción y respuesta en la atención de casos.

Además del dispositivo se cuenta con la presencia de más de mil uniformados de la Policía Metropolitana de Bucaramanga que brindarán seguridad en los lugares más concurridos por la comunidad durante la semana santa.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido