Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alerta por desplazamientos en Tibú
Cortesía: Ejército Nacional

Como una "situación convulsionada", así calificó Jaime Marthey, defensor del Pueblo en Norte de Santander, después de conocerse la denuncia del desplazamiento masivo que se ha venido presentando en el casco urbano del municipio de Tibú, tras los múltiples ataques a la Fuerza Pública.  

“En este momento nosotros estamos activando una comisión para partir hacia el municipio de Tibú y atender unas amenazas que hay desde el día de ayer, en donde la población se encuentra confinada, aterrorizada en los sitios aledaños a la estación de Policía porque al parecer se habla de que van a darse nuevos ataques”, dijo Marthey a RCN Radio.  

Puede leer: Capturados dos disidentes por ataque contra del Ejército en Tibú, Norte de Santander

Agregó además que varias familias se niegan a salir de sus viviendas y han preferido confinarse en ellas, pues temen dejarlo todo a causa de la situación de orden público que presenta el municipio. 

“Desde la Defensoría del Pueblo reiteramos el llamado de atención al Gobierno nacional para que atienda de manera eficaz y oportuna el territorio de Norte de Santander”, resaltó el defensor del Pueblo regional, quien agregó que el departamento está viviendo una de las situaciones más críticas vividas en los últimos tiempos.  

También le puede interesar: Por cuarta vez se vuelve a caer fecha para revocatoria de alcalde de Cúcuta

En esta región del Catatumbo la Fuerza Pública ha sido blanco de múltiples ataques, provocando que se refuerce el pie de fuerza y se adelanten patrullajes conjuntos, entre Ejército y Policía, por las calles de este municipio.  

Las autoridades aseguran que lo presentado es por represalias, teniendo en cuenta las múltiples incautaciones de estupefacientes, desmantelamiento de laboratorios para su procesamiento y capturas de varios integrantes de estos grupos al margen de la ley

Uno de los golpes más fuertes se dio durante las primeras semanas de enero donde se incautó 2.932 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 530 kilogramos más de pasta base de coca avaluada en más de 4'000.000 de dólares que sería exportada a carteles mexicanos.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.