Foto Archivo



Maribel Trujillo, gerente de la ESE-Regional Norte de Salud del municipio de Tibú, Sardinata y Puerto Santander, dijo a RCN Radio, que se agudiza la crisis hospitalaria en el vecino país, lo cual ocasiona el colapso del sistema de salud en el departamento, ante la llegada masiva de población migrante a la región.

Al punto, que la deuda por esta atención, alcanza los 500 millones de pesos y donde se sigue atendiendo a población infantil de manera reiterativa.

Allí desafortunadamente ya se presentó una muerte pre-natal hace varias semanas y aumenta la preocupación por la gran variedad de enfermedades con las que llega esta población al municipio.

"En ellos se ha encontrado una diversidad de perfiles epidemiológicos, están llegando desnutridos, gestantes, pacientes crónicos, también niños con infecciones respiratorias y diarreicas agudas, por las condiciones en las cuales están viviendo, quienes no tienen acceso a medicamentos y controles" indicó Trujillo.

Además dijo "Como solo se les brinda atención de urgencia, reingresan esas mujeres gestantes que no tiene como acceder a sus controles o medicamentos, donde ya se presentó una muerte pre-natal porque la señora no tenía los controles; Nosotros alcanzamos hacer unas atenciones, pero ella estuvo sus primeros seis meses sin control lo cual complicó su situación"

"Esto nos afecta como departamento, porque los indicadores de vigilancia epidemiológica, si lo están sumando como un evento de interés en salud pública; es acá donde viene la dualidad y por ello se le ha pedido al nivel nacional que revise esta situación, dando claridad que no es una responsabilidad del departamento, ni que el prestador lo haya dejado de realizar, pues solo nos reconocen las atenciones por urgencia" puntualizó.

La funcionaria sostuvo que en los resguardos indígenas Catalaura y Motilón Barí donde en las brigadas que realiza la Ese, están identificando el aumento desmesurado de esta población, que llega en búsqueda de atención.

La gerente de la ESE-Regional Norte de Salud afirmó que a la población que está de manera irregular, solo se les brinda el servicio de urgencia; entre tanto, el connacional retornado, después de legalizar su estadía, ingresa a la Eps donde haya cupo para acceder al servicio.