El refuerzo se da para evitar posibles enfrentamientos en la zona en donde se pretende censar a los ciudadanos venezolano.

Frontera

Con la presencia de uniformados de la Policía de Santander y el Ejército Nacional, las autoridades reforzaron la seguridad en el corregimiento de Berlín en el municipio de Tona, Santander, en donde se fijó un puesto de control migratorio.

Según el general Sergio Tafur, comandante de la Quinta Brigada, el refuerzo se da para evitar posibles enfrentamientos en la zona en donde se pretende censar a los ciudadanos venezolanos y frenar el ingreso de quienes piensan hacerlo ilegalmente.

“Nosotros tenemos una operación que se llama seguridad extensa en donde se pone una cantidad de soldados dependiendo la función que allí se cumpla y se requiera. Manejamos unas reservas con el fin de reforzar en cualquier momento esta actividad y cualquier otra situación”. 

Los ciudadanos venezolanos que tengan al día su documentación podrán recibir orientación en el puesto de control migratorio ubicado en Berlín, Santander, mientras que quienes no porten su identificación legal serán procesados en aras de frenar el ingreso de extranjeros a territorio santandereano.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido