Cargando contenido

A comienzos de esta semana también fueron deportadas 60 mujeres que estaban ejerciendo la prostitución.

Un grupo de venezolanos que pretendía ingresar en forma ilegal a Bucaramanga fue sorprendido por la Policía Nacional. El comandante de la Institución en el área metropolitana, general Manuel Vásquez, explicó que se trata de 42 personas, de las cuales 7 eran niños y un adulto mayor, quienes lograron pasar los controles que se hacen desde la frontera, pero no pudieron cumplir su objetivo al llegar a la capital santandereana.

El oficial evidenció su preocupación porque cada día siguen llegando más venezolanos con el fin de buscar su estadía en esta región.

De hecho a comienzos de esta semana fueron deportadas 60 mujeres que estaban ejerciendo la prostitución, según dijo el personero, Ómar Ochoa.

El funcionario indicó que desde hace varios meses se vienen adelantando operativos en diferentes establecimientos nocturnos, porque se ha recibido información en la que se asegura que hay mujeres del vecino país, sin la documentación legal.

Por eso les recordó a los empresarios y propietarios de establecimientos públicos que se abstengan de contratar personas que estén ilegalmente en la ciudad, porque puede acarrear graves sanciones económicas que incluyen el cierre del establecimiento.

El Personero afirmó que a la ciudad han llegado por lo menos unas 8 mil personas, provenientes de Venezuela en donde la crisis económica los ha obligado a salir.

Sin embargo, la preocupación está en que muchos de ellos se ven deambulando por las calles o asentados en los parques de la ciudad.

Por eso la Alcaldía de Bucaramanga viene adelantando una identificación de estas personas, con el fin de brindarles atención primaria y gestionar el regreso a su país.

Hasta el momento, según dijo el secretario de Salud en Santander, Luis Alejandro Rivero, se han destinado alrededor de mil millones de pesos para atención en salud para los venezolanos que han llegado a la región.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido