En el operativo se logró la incautación de 5 mil truenos, 30 kilogramos de mecha y pólvora negra, al mismo tiempo que 360 voladores.

El teniente coronel César Buitrago, comandante del Primer Distrito de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, señaló que "la pólvora fue confiscada en la vía que de Bucaramanga conduce al municipio de Lebrija. En un puesto de control policial se halló el material pirotécnico al interior de bolsas plásticas, camuflada en productos de la canasta familiar".

La pólvora tenía como destino la capital santandereana, procedente del municipio de San Vicente de Chucurí.

Las autoridades hicieron un llamado para evitar la comercialización, venta y distribución de pólvora durante esta época de Navidad y fin de año.