El sitio está en una zona de protección y por eso se había ordenado su sellamiento. Foto: RCN Radio. Especies nativas y en vía de extinción resultan afectadas por la contaminación ambiental que está generando un relleno sanitario en una zona de protección en donde además hay quebradas que desembocan a la ciénaga San Silvestre de Barrancabermeja, de la cual se surte el agua a la población. Leonardo Granados, de la Corporación para la Defensa del Territorio Yariguíes, señaló que los lixiviados van al fondo de las piscinas del relleno y estos a su vez a los nacimientos de agua en la zona. Sostuvo que en un video se aprecia como desde un carrotanque el cual tiene capacidad de más de 3 mil 500 galones vierten tal cantidad de lixiviados al fondo del relleno sanitario, situación que contamina la zona de protección. Y aunque, explicó, hay contaminación de los acuíferos y amenaza a las especies en la zona como tortugas, manatíes, el cruce del jaguar y hasta el mico aullador, un estudio de la Universidad Pontificia Bolivariana señala que la ciénaga San Silvestre a donde desembocan los nacimientos de agua, está ligeramente contaminada, pero quiere llamar la atención antes de que la situación se agrave porque el ecosistema está afectado. La ciénaga es el principal surtidor de agua para el acueducto del puerto petrolero. Hay una emergencia sanitaria La directora de la CAR de Santander, Flor María Rangel, señaló que por su cercanía a las fuentes hídricas y la afectación a la comunidad del sector Patio Bonito, se ordenó el cierre del relleno sanitario; sin embargo, la Alcaldía declaró una emergencia sanitaria para así continuar con la disposición de residuos, en una cantidad cercana a las 150 toneladas diarias. La funcionaria indicó que a la fecha la CAR no tiene un documento en donde se manifieste la voluntad para la disposición de los residuos. Afirmó que la garantía de la potabilidad del líquido está en manos de Aguas de Barrancabermeja, empresa de Acueducto en Barrancabermeja.