Una dificultad tiene Bucaramanga para poder adelantar el plebiscito por la paz, el próximo 2 de octubre, porque no se cuenta con los recursos suficientes, aseguró el secretario del Interior Ignacio Pérez. Son $200 millones los que se requieren para toda la logística, pero no se cuenta con esos dineros, lo que obliga a establecer un plan de contingencia, sostuvo el funcionario. La Registraduría está insistiendo por la consecución de papelería, lapiceros, además de otros implementos que se requieren en un proceso de elección como el que se va a dar el próximo dos de octubre. La incertidumbre está en la consecución del dinero, puntualizó el funcionario.