Cargando contenido

También se ordenó la evacuación de 45 familias que se encuentran en la zona.

Ataques petróleo
Colprensa

La Alcaldía de Barrancabermeja decretó la calamidad pública debido a la contaminación que ha generado un derrame de crudo en el corregimiento la Fortuna, en el pozo 158 del campo la  Lizama. 

Desde el pasado 2 de marzo, día que se registró el derrame de crudo, Ecopetrol ha emitido un plan de contingencia en la zona para mitigar la contaminación ambiental, sin embargo no ha sido posible controlarlo puesto que las lluvias en el municipio han averiado tres diques de cuatro metros que se construyeron para evitar la expansión. 

Es por esto que se decretó la calamidad teniendo en cuenta el afloramiento de crudo y gas que continúa dándose, afectando las quebradas La Lizama y Caño Muerto.

El secretario de Medio Ambiente del puerto petrolero, René Mauricio Dávila, indicó que este decreto se da porque el derrame de crudo no ha podido ser controlado.
 
"Esta emanación está cayendo al caño Lizama y del caño muerto lo distribuye por toda la meseta de San Rafael y escurre con gran impacto sobre toda esta zona ganadera que tenemos en nuestro municipio”, explicó Dávila.

Agregó que “alrededor de 15  mil reses  se han visto afectadas por este impacto y daño a todo el ecosistema hidrográfico de todo Barrancabermeja. Estamos considerando que tenemos que tomar las medidas asertivas como ente territorial, responder en temas ambientales e integridad  física de las personas y flora y fauna que corresponde de estos últimos días”.

Por su parte la alcaldesa encargada de Barrancabermeja, Francy Álvarez Ospino, dijo que pese a que Ecopetrol ha hecho lo posible por mitigar esta problemática la situación empeora cada vez más.  

"La Alcaldada  municipal y el Consejo de Gestión de Riesgo asume el control y asistencia respectiva; se expide el decreto número 100 por el daño ambiental ya que es bastante grave y aún Ecopetrol no ha podido establecer el origen o la causa que genera el derrame, por lo que la emergencia sigue en pie y se siguen generando daños", agregó la alcaldesa encargada. 

Debido a esta emergencia ambiental se dio la orden de evacuar a las 45 familias que se encuentran en la zona.

Por su parte la Secretaria de Salud tomará muestras de agua en diferentes puntos  para corroborar que no esté contaminada por hidrocarburos o gases.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido