La estafa superaría los $5 mil millones en un proyecto de vivienda que no se construyó.

Inseguridad en Bogotá
Foto: archivo Colprensa

El abogado defensor de unas 100 familias indicó que las víctimas compraron lotes, pagaron casas y hasta apartamentos, sin recibir nada a cambio.

Los capturados son Rosemberg Gélvez Muñoz, presidente de la Asociación de Vivienda Álvaro Uribe; el vicepresidente, Mauricio Hernando Lozano; el tesorero, Rosembert Rojas; el vocal, Expedito Acelas; Jefferson Alexander Arguello y la secretaria Adriana Ramírez.

Raúl Gómez Quintero, abogado de las víctimas, señaló que según los cálculos hablan de una estafa por $5 mil millones.

Según la investigación, estas personas crearon la asociación en donde ofrecían casas a muy bajo precio, incluyendo subsidios; asimismo, vendieron varias veces los mismos lotes, cobraron las obras de urbanismo sin desarrollarlas.

A muchos de los posibles beneficiarios no les entregaron escrituras y cobraron cuotas mensuales de $20 mil por dos años.

Igualmente, el jurista explicó que a través de una constructora denominada Granco, la cual fue creada para aparentar la supuesta construcción de inmuebles a las personas, les pidieron pagos que llegaron a $40 y $50 millones por cada familia.

Aunque el defensor sostuvo que atiende el caso de 100 familias, en total son 500 las estafadas con este proyecto.

Además, cuestionó la demora de la Fiscalía para proceder en este caso, luego de entregarse todas las pruebas necesarias, suficientes y contundentes, para que la investigación avanzara, dado a que se conoció que el Presidente de la Asociación ya estaba ofreciendo lotes en Bucaramanga para continuar delinquiendo.

Las audiencias en contra de estas personas se adelantarán esta tarde de miércoles. La Fiscalía le imputaría los delitos de captación ilegal de dinero, concierto para delinquir y urbanización ilegal.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido