Foto: Bomberos de Bucaramanga

El riesgo en el que habita diariamente una familia del asentamiento  balcones del sur es inminente, la situación se complica aun más cuando llueve porque sus habitantes saben que en cualquier momento esta humilde casa se puede caer, pero  no saben a dónde ir. En el transcurso de los días el debilitamiento del terreno aumenta consecuencias de la acumulación de agua generado por las lluvias, aunque las autoridades les recomendaron a los habitantes desalojar este predio por seguridad de ellos, la familia no tiene otro lugar donde más vivir. Leidy Tatiana Nova Ariza habitante del sector aseguró que llevan varios días sin dormir porque por lo general todos los días llueven, mi casa está prácticamente en el aire, no logramos conciliar el sueño porque nos da mucho miedo. “Nosotros no tenemos para donde irnos, hemos enviado cartas para reubicación, y las autoridades no responden frente a esta situación, lo único que nos han dicho es que los 7 niños que habitan la vivienda pasarían a manos de Bienestar familiar, pero no nos entregan una solución inmediata” señaló Leidy Novoa. Maria Saenz líder del asentamiento, señaló que es un barrio que apenas esta legalizando, “pero convivimos en un alto riesgo, cuando se presentan las lluvias todo el sector corre riesgo consecuencia de la falta de canalización de aguas del barrio Toledo y la familia que vive en la parte de debajo de la casa en el aire corren un alto riesgo”. Las autoridades por su parte aseguran que ya hicieron inspección en el lugar, no se han hecho obras de mitigación porque es un terreno inestable y lo único que hicieron fue recomendarles a las personas que desalojaran estas viviendas por el inminente riesgo que corren.