Cargando contenido

Foto: RCN Radio



Aunque hubo una reducción de las riñas en un 63 por ciento, la intolerancia sigue predominando en las diferentes celebraciones en Bucaramanga, en particular la de Año Nuevo, que dejó la muerte de dos personas en hechos aislados.

El primer caso se registró en Piedecuesta en donde un hombre falleció luego de recibir una herida con arma blanca en el pecho.

El segundo hecho se dio en Floridablanca, en donde murió Eduar Fernando Barón Hernández, quien resultó lesionado en una riña, heridas que posteriormente le generaron la muerte.

Mientras tanto, en Floridablanca un hombre resultó lesionado en una de sus manos cuando manipulaba pólvora.

Y aunque las cifras de riñas fue elevada con un total de 212, el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, general Juan Libreros, señaló que el año pasado para la misma época se habían registrado un total de 574, lo que evidencia una disminución del 63 por ciento.

En el caso de los homicidios el año pasado se registraron 4 homicidios y con las cifras de inicio de 2018 se habla de una reducción del 50 por ciento.