Cargando contenido

Aproximadamente 300 hombres de la Policía y Ejército fortalecen la seguridad en la zona de frontera.

En los tres puentes internacionales que comunican a Colombia con Venezuela, por la zona de frontera de Norte de Santander, un gran número de venezolanos y connacionales esperan autorización de Migración Colombia que les permita atravesar la frontera.

RCN conoció diversas historias de muchas personas que requieren urgentemente llevar alimentos y medicinas a sus seres queridos que viven en Venezuela.

Carlos Rincón de nacionalidad colombiana, dijo a RCN “vivo en San Antonio, pero llegué a Cúcuta en busca de medicina para mi padre, la necesita de manera urgente, pero no me permiten pasar, me preocupa que empeore su estado de salud”.

Una situación similar, enfrentan varias personas que necesitan pasar a su país, aunque el Gobierno colombiano con anterioridad anuncio el cierre fronterizo.

Así mismo, aproximadamente 80 personas que trabajan en Colombia y viven en Venezuela, dicen que aún no saben en donde quedarse durante el fin de semana.

Camila Correa, de nacionalidad venezolana dijo a RCN “yo trabajo en un supermercado de Cúcuta, pero vivo en Ureña, pase la noche en la casa de una amiga, pero aún no sé qué hacer durante este fin de semana”.

Ante lo sucedido, Migración Colombia ha señalado que solamente permitirán casos excepcionales, cuando se requiere de manera urgente atención médica o el traslado de una persona fallecida.

Mientras tanto, algunos venezolanos y connacionales intentan pasar la frontera por el río Táchira o por las trochas que unen a Colombia y Venezuela, pasos ilegales que no son autorizados por las autoridades.

Con el objetivo de evitar el ingreso irregular por las distintas trochas, aproximadamente 300 hombres de la Policía y Ejército, fortalecen la seguridad en la zona de frontera, al igual que en los puentes internacionales

Encuentre más contenidos

Fin del contenido