Como consecuencia de las fuertes lluvias, la vía que comunica al departamento de Santander con Norte de Santander permanece cerrada debido a cinco deslizamientos de tierra que ocasionaron el represamiento de varios vehículos. Según la Oficina de Gestión del Riesgo en Santander, los cierres temporales se presentan desde el kilómetro 18 de la vía Bucaramanga - Cúcuta hasta el peaje del Picacho. "Hay deslizamiento de material, vegetal, lodo y rocas afectando los puntos de los kilómetros 22+200, 23+200, 31+500 y el km 35. Los deslizamientos dejaron algunos vehículos sin posibilidad de avance por lo que ya se trabaja en la zona para despejarla", aseguró Ramón Ramírez, director de Gestión del Riesgo de Santander. En el kilómetro 32 del sector de La Nevera juridicción de Norte de Santander también se presenta un deslizamiento de tierra que complica el tránsito vehícular y la comunicación entre ambos santanderes. La Secretaría de Infraestructura y Gestión del Riesgo trabajan en el principal corredor vial para despejarlo y habilitar el paso en el transcurso del día.