Cerca de $30 mil millones se han invertido en la construcción de un megacolegio en Bucaramanga, el cual desde que se inauguró a la fecha, no se ha podido utilizar.

El alcalde, Rodolfo Hernández, explicó que la estructura fue construida sobre una falla geológica y sobre un relleno en el que se arrojaban escombros.

La afectación está para unos 700 niños, quienes deben trasladarse a otros planteles educativos, aspecto que está a cargo de la Alcaldía.

La actual Administración invirtió cerca de $2 mil 800 millones, con el fin de estabilizar el terreno, pero hasta el momento se desconoce cuando pueda utilizarse la estructura.

Esta iba a ser la solución en materia educativa para el sector norte de Bucaramanga, el cual por ahora está convertido en elefante blanco.