Foto: @dahianacusnir



Ante los anuncios del presidente Santos, de realizar mayor control migratorio por parte de la Policía y Ejército, las autoridades colombianas  solamente permiten el ingreso de venezolanos  a quienes cumplan con la documentación legal.

En donde exigen la Tarjeta Fronteriza, pasaporte, el Permiso Especial de Permanecía, quienes no tengan estos documentos, son regresados a su país.

El Coronel Javier Barrera comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta dijo a RCN “hoy, en un 50% se redujo el tráfico de inmigrantes, de 16 mil personas que pretendían ingresar 8 mil fueron devueltas a su nación, porque no cumplen los requisitos exigidos”.

Mientras tanto la Guardia Venezolana,  en el transcurso de la mañana de hoy ha cerrado el paso en tres oportunidades, cada interrupción tiene una duración de aproximadamente 30 minutos.

Aproximadamente   700 hombres de la Policía y Ejército realizan operativos en la zona de frontera, en los tres puentes internacionales Francisco de Paula Santander, Simón Bolívar, La Unión y Tienditas.

Igualmente, se fortalece la seguridad por las distintas trochas  que unen a Colombia con Venezuela, vías que son utilizadas por quienes no cumplen con los requisitos exigidos por el Gobierno colombiano.