Hay decenas de campesinos confinados y en condición de desplazamiento.

Paro armado en el Catatumbo
Paro armado en el Catatumbo
Foto: Cortesía

El Ejército activó las operaciones militares en zona del Catatumbo, luego de confirmar la autenticidad de varios panfletos distribuidos en la región, en los que se amenaza a la población con un bloqueo armado por parte del ELN.

Esta situación ha generado el temor y la zozobra entre cientos de pobladores en los municipios de El Tarra, Hacarí y Teorama donde los comerciantes optaron por cerrar sus negocios,  y los conductores de servicio público mantienen guardados sus vehículos, tras denunciar que hay restricción en las operaciones de varias vías de la región.    

Enrique Pertúz, presidente de la red departamental de Defensores de Derechos Humanos en Norte de Santander, dijo en diálogo con RCN Radio, que el conflicto entre el ELN y el EPL en la zona del Catatumbo se intensifica poco a poco, y que cada día la situación se pone más difícil para los habitantes de la zona. 

"La situación del Catatumbo es compleja, es muy fuerte lo que está pasando allí; los desplazamientos son constantes. Las autoridades deben trabajar para garantizar la tranquilidad de las personas, que están saliendo a otros municipios para salvaguardar sus vidas", expresó Pertúz.   

Además dijo que "lo que más preocupante son las escasas medidas por parte de las Fuerzas Armadas y el gobierno departamental para recuperar la tranquilidad de los habitantes de esta región que están en medio del conflicto"   

El defensor de Derechos Humanos, afirmó que decenas de campesinos están confinados y en condición de desplazamiento, los cuales están a merced de los grupos armados.   

Asimismo, Miguel Duarte, personero del municipio de El Tarra, afirmó que los colegios y las escuelas rurales no están adelantando jornadas académicas con normalidad, y el número de desplazados va en aumento. 

"Decenas de niños no están asistiendo a clases, porque hay complicación debido  a los constantes combates entre el Eln y el Epl; el número de familias desplazadas aumenta y están saliendo a las cabeceras municipales de Tibú y Ocaña" aseguró Duarte.  

Entre tanto, Luis Fernando Niño, secretario de Víctimas y Posconflicto de Norte de Santander, aseguró que en las próximas horas, se estarán reuniendo en la ciudad de Bogotá, con la embajada de Suecia y miembros del ELN para buscar una solución al conflicto que se vive en el Catatumbo.  

"Esperamos que los altos mandos del ELN que están en Quito, puedan ordenar o dar directrices para que el ELN merme a las acciones violentas y se logra estabilizar el orden público en la zona del Catatumbo, Norte de Santander" dijo Niño, quién además sostuvo que se espera la autorización por parte del Alto Comisionado de Paz, para que aprueben la llegada de una comisión del departamento para pedir a la mesa de Quito que medie en el conflicto que avanza desde hace más de un mes entre el ELN y el EPL en la región. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido