Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Comunidades campesinas y alcaldes de diferentes municipios del Catatumbo esperan sea una realidad los acercamientos entre Farc y gobierno

Líderes de campesinos de distintos municipios de la zona del Catatumbo consideran histórica la fecha del 23 de junio, cuando  se logra un acuerdo entre las Farc y el gobierno nacional.



Ramón Sánchez líder social del municipio de Tibù dijo a RCN “ nos alegra lo anunciado desde la Habana Cuba, nuestra población ha sufrido las acciones violentas de este grupo guerrillero, desplazamiento, secuestro y muerte, hoy esperamos se acaben esos dolorosos momentos y regrese la tranquilidad a la zona”

Mientras que Lucy Contreras una mujer cabeza de familia, víctima de la violencia dijo a RCN “esperamos que lo informado a través de los medios de comunicación sea una realidad, acá vivimos abandonados y a veces se desconoce lo que realmente sucede, cada grupo  armado nos presiona y solamente el silencio nos ayuda, por eso esperamos la paz  pero de verdad”.

Entre tanto el  alcalde de de San Calixto Yadid Sanguino dijo a RCN “ojalá llegue la paz, nunca la hemos visto en este municipio, cada día vivimos ataques a la Policía, Ejercito y población civil con cilindros bomba, por eso esperamos que estos diálogos se realicen también con el Eln y Epl, grupos que operan es esta zona”.

Igualmente el alcalde  de Hacarì Milciades Pinzón dijo a RCN “ No hemos visto un solo día de tranquilidad desde hace muchos años, por eso consideramos que es importante la paz para esta zona del departamento, pero también esperamos que no solamente sea una firma, sea una realidad distinta en materia económica y social para la población”

Mientras que el alcalde de Tibú Jesùs Alberto Escalante dijo a RCN “ es importante la paz para este municipio, pero también debemos comprender que se debe dialogar con el Eln y Epl, reparar a la víctimas de la violencia y el campo se convierta en el eje fundamental de la economía de nuestro país, de lo contrario no podemos hablar de paz”.