El desbordamiento de las dos quebradas en el municipio de Chitagá en donde hay 30 viviendas destruidas y dos vías cerradas, obliga a las autoridades a declarar la calamidad pública. El alcalde de Chitagá Dickson Villamizar dijo a RCN La Radio “que la acumulación de aguas en las montañas ha originado pánico en la población por temor a una avalancha y la única vía para evacuar comunica con Pamplona y lamentablemente se tendrían que enfrentar con siete derrumbes”. Igualmente realizó un llamado a la comunidad para evitar hacer caso a las redes sociales que originan pánico, solamente obedecer a quienes tengan información procedente de los organismos de socorro en la zona. Agrego que siguen sin agua, al colapsar el acueducto desde hace dos días y a través de carro tanques se les está entregando el servicio a la población de los diferentes barrios y a las familias damnificadas que se encuentran reubicadas en la parroquia y centro educativo. Mientras que en Cácota aproximadamente 70 familias damnificadas, han sido reubicadas en zonas de menor riesgo, pero se teme de nuevo desbordamiento de la quebrada Fontibón dijo la defensa civil que atiende la emergencia