Cargando contenido

El Contralor de Santander también encontró presuntos sobrecostos en la obra.

En una auditoría exprés, el Contralor de Santander también encontró presuntos sobrecostos entre en contratos firmados en Puerto Parra, para la compra de mercados y elementos de bioseguridad en medio de la emergencia sanitaria.
Suministrada / RCN Radio

Después de recibir múltiples quejas y denuncias, por parte de la ciudadanía, el contralor de Santander, Carlos Fernando Pérez, hizo una visita al nuevo Hospital de San Gil donde se hallaron presuntas irregularidades y faltas disciplinarias, fiscales y penales por un monto superior a $120 millones en los contratos de consultoría para efectuar dichas obras.

Tal descubrimiento se hizo en medio de los recorridos que realiza el funcionario en los diferentes municipios del departamento para efectuar auditorías exprés y garantizar la transparencia de las contrataciones, en medio de la emergencia sanitaria.

Lea también: Concejal de Girón (Santander) golpea con su correa a un joven que iba en moto

Estas presuntas irregularidades ya habían sido denunciadas semanas atrás, por diferentes veedurías de San Gil, que argumentaban que el estudio de suelos no fue acorde a lo estipulado en el contrato y que esto generaría, además, una millonaria adición a esta obra que está paralizada desde hace meses.

“Atendiendo las denuncias de los santandereanos, señalamos que hay falencias en la consultoría de las obras del Hospital de San Gil. Van a tener que hacerse varias adiciones presupuestales en ciento por ciento de las obras, por problemas en los diseños, ya tenemos hallazgos disciplinarios, fiscales y penales por un monto superior a $120 millones”, aseguró el Contralor de Santander.

Entre tanto, el actual secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, confirmó las presuntas irregularidades cuando recibieron la obra en el cambio de mandato, a inicio de año.

Lea además: Posibles irregularidades en dos contratos evidenció Contraloría en Bucaramanga

Además, indicó que para continuarla será necesario una inversión de otros $20 mil millones, lo que duplicaría el costo final del Hospital de San Gil, en donde se atendería a la comunidad de tres provincias del departamento.

Otros hallazgos

El Contralor de Santander también trasladó a la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría, el informe de la auditoría exprés hecha en Puerto Parra, donde hallaron presuntos sobrecostos de cerca del 40% en contratos para la adquisición de mercados y de más del 70% en la compra de elementos de bioseguridad, alcanzando un daño fiscal cercano a los $40 millones.

El informe incluye las pruebas de presuntas irregularidades cometidas por el alcalde Abelardo Pérez Romero, quien habría firmado estos contratos.

Más información en: 169 estudiantes de la U. Industrial de Santander podrán regresar a sus casas

Ahora, los entes de control serán los encargados de investigar si hubo o no irregularidades en la firma de estos acuerdos para atender a la comunidad más vulnerable en medio de la emergencia sanitaria por la COVID-19, y si hay o no lugar a sanciones contra los implicados.

Hasta el momento el primer mandatario de Puerto Parra, Santander, no se ha referido a estas presuntas irregularidades, mientras gran parte de la comunidad denuncia que tras casi dos meses de confinamiento, no han recibido ayudas de la Administración Local.

Por: Valesca Alvarado Ríos (@valescaalvarado)

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido