Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Murieron los cuatro tripulantes del helicóptero de la Policía accidentado

Cortesía Defensa Civil Norte de Santander



La Policía Nacional mediante un comunicado informó que los cuatro tripulantes del helicóptero de la Policía accidentado en Norte de Santander fallecieron. Las difíciles condiciones meteorológicas podrían haber sido la causa de la caída del helicóptero antinarcóticos de la institución.

La tripulación del helicóptero Huey, de matrícula PNC 0743 estaba tripulado por el capitán José Antonio Ramírez Ayala, piloto; la teniente Claudia del Pilar Mejía Varón, copiloto, y los subintendentes David Orjuela Urrego y Eulicer Torres Aguilar, técnicos.

La aeronave se precipitó a tierra entre los municipios de Ocaña y Convención en donde se movilizaban cuatro uniformados, un capitán, una teniente y dos suboficiales.

"Es un día muy triste para la Policía Nacional. Acompañamos de corazón a sus familias", expresó el general Nieto, director de la Policía Nacional, agregando que "es una nueva cuota de sacrificio que paga nuestra Institución en su inclaudicable objetivo de ayudar a construir una Colombia segura y en paz".

La Informacion de la Policía señala que "partieron de Cúcuta las aeronaves Bell 212, de matrícula PNC 0483, y el Huey, de matrícula PNC 0743. Sin embargo, hacia las 9:30 de la mañana, cuando sobrevolaban a cuatro kilómetros del sur de Convención, en plena zona selvática, el mal estado del tiempo obligó a las tripulaciones a iniciar el retorno". Agrega el documento emitido por la Policía que "al hacer el viraje, se perdió todo contacto con el Huey".

A esta hora la Policía Nacional, en coordinación con otras autoridades y equipos de las Fuerzas Militares, se encuentra en el lugar del siniestro y realizan una inspección al área, avanzar en la investigación y poder determinar las causas del accidente.

Las autoridades aún no conocen las coordenadas en donde se registró el accidente y realizan un estudio de la zona, en donde hay presencia de las guerrillas del Eln, Epl y Farc

Según el reporte de las autoridades, el helicóptero se trasladaba hacía el municipio de San Calixto con el objetivo de evacuar al patrullero Franklin Contreras, que había sido herido por un francotirador. (Lea también: Desaparece aeronave de la policía en medio de hostigamientos en Norte de Santander)

Igualmente se conoció que la ambulancia en donde era trasladado el uniformado fue atacada con un arma de fuego por parte de la guerrilla.

Esta acción violenta ha originado el desplazamiento de la población civil del casco urbano de San Calixto, ante los ataques con cilindros y tatucos de la guerrilla contra el puesto de Policía de San Calixto.

En menos de 8 días es la cuarta acción violenta contra la Policía en la zona de Ocaña, en donde cuatro uniformados resultaron heridos.

Así recuerda la Policía Nacional a los cuatro uniformados fallecidos

[gallery ids="172779,172780,172781,172783"]

Perfiles de cuatro héroes (Comunicado de la Policía)

Capitán José Antonio Ramírez Ayala. El piloto de la aeronave accidentada nació el 5 de mayo de 1979 en Socorro (Santander). Ingresó a la Policía Nacional el 20 de enero de 2002. Este administrador policial, que fue comandante de una estación en Bosa, en el sur de Bogotá, era uno de los pilotos más experimentados de la Institución en la lucha contra los cultivos ilícitos. Contaba con 39 felicitaciones y 9 condecoraciones, entre ellas las medallas Escuela de Aviación Policial, de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) y la Honorífica, al igual que los distintivos Alas para Piloto y Aviación Policial.

Teniente Claudia del Pilar Mejía Varón. La copiloto de la aeronave accidentada nació el 16 de junio de 1988 en El Espinal (Tolima). Ingresó a la Policía Nacional el 21 de enero de 2007. En su exitosa carrera policial se había destacado por su capacidad de trabajo en el Departamento de Policía Meta, en la Escuela de Policía de la Provincia de Sumapaz y en la Escuela de Aviación Policial. Contaba con 52 felicitaciones y varias condecoraciones, entre ellas dos menciones honoríficas y el distintivo Alas para Piloto.

Subintendente David Gustavo Orjuela Urrego. El técnico de la aeronave accidentada nació el 28 de julio de 1982 en Villanueva. Casado y padre de una niña de 5 años. En 2009 se graduó como tecnólogo en mantenimiento. En su fructífera carrera policial se destacó como efectivo del Escuadrón Móvil Antidisturbios y en la Compañía Aérea Antinarcóticos de Guaymaral. Contaba con 33 felicitaciones y varias condecoraciones, entre ellas el distintivo de la Dirección Antinarcóticos.

Subintendente Eulicer Torres Aguilar. El otro técnico de la aeronave accidentada nació el 10 de junio de 1982 en Barbosa (Santander). Este artillero aeronáutico deja una hija de 5 años. Se destacó en la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN), en el Departamento de Policía Vaupés, en la Escuela de Aviación Policial y en la Compañía Antinarcóticos de Guaymaral. Contaba con 21 felicitaciones y 8 condecoraciones, entre ellas el Tulcán de Oro y los distintivos de Antinarcóticos y Planeación.