Cargando contenido

Diversos factores inciden en los graves problemas ambientales que enfrenta la zona de frontera entre Colombia y Venezuela.

Contaminación del aire.
Contaminación del aire de Bogotá en las mañanas
Colprensa.

Desde el pasado domingo 10 de mayo de nuevo se viene deteriorando la calidad del aire en Cúcuta, por la existencia de material particulado que dejan los incendios forestales, en los municipios de Ureña y Cúcuta.

En  zona rural de Cúcuta se reportó, el pasado fin de semana, dos incendios forestales, uno de ellos en el corregimiento de Carmen de Tonchalá, en donde el fuego arraso cinco hectáreas de bosques. 

Le puede interesar: Disminución del río Pamplonita podría originar racionamiento de agua en Cúcuta

Las autoridades ambientales manifestaron que las altas temperaturas, los fuertes vientos y la quema de basuras sin control, inciden en la contaminación del aire en la zona de frontera.

Mientras que el pasado lunes 11 de mayo en Ureña, territorio venezolano, se registró un incendio de grandes proporciones en la zona fronteriza, en inmediaciones del puente internacional de Tienditas.

De acuerdo con información de los organismos de socorro, el incendio llegó hasta la orilla del río Táchira, en jurisdicción del vecino país.

Sin embargo, el fuerte viento arrastró partículas incandescentes hacia la zona vegetal de Colombia en donde se propago rápidamente.

Esta contaminación ha empeorado el estado de salud de personas que enfrentan problemas respiratorios, en medio de esta pandemia.

Lea además: Decretan toque de queda en Norte de Santander hasta el 25 de mayo

El último incidente se produjo el pasado lunes 13 de abril, por la existencia de material particulado que, de nuevo, dejaron los incendios forestales, tanto en la frontera del Estado Táchira como Norte de Santader.

Así lo dio a conocer el director de Corponor, Gregorio Angarita, después de reunirse de manera virtual con directivas del Ideam y otras autoridades de la región.

"Lamentablemente se registran de nuevos incendios forestales, del lado venezolano, y la quema de 100 hectáreas de bosques en el municipio de La Playa, lo que ocasiona problemas de contaminación", explicó.

Esto pese a que desde finales del mes de marzo se suspendieron las emisiones de gases en las industrias de arcilla, coquizadoras, empresas carboneras, lavanderías y tintorerías, responsables de la contaminación del aire en la ciudad.

La primera etapa de contaminación empezó el 24 de marzo, con un fuerte olor a quemado en Cúcuta y su área metropolitana, y el pasado 28 de marzo se expandió a otros municipios de la región.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido