Cargando contenido

Por el momento se encuentra restringido el paso por la vía La Soberanía, que comunica a Norte de Santander con Arauca.

Corregimiento de La Gabarra
Foto de Cortesía para RCN Radio

En alerta se encuentran las autoridades en Norte de Santander por cuenta del fuerte invierno que ha originado aumento del caudal de los principales ríos y derrumbes en varias vías de la región.

Esto llevó a que los organismos de socorro declararan la alerta naranja en 18 municipios del departamento y la alerta roja en El Zulia, donde colapsó la planta de tratamiento del acueducto.

Esta contingencia se dio por la alta turbiedad del río Peralonso, que obligó al cierre de varias bocatomas.

Los municipios con Alerta Naranja son Arboledas, Cáchira, Lourdes, Villa Caro, Teorama, Tibú, Gramalote, Labateca, Ocaña, Salazar, Sardinata, Cúcuta, Villa del Rosario, Herrán y Toledo.

Le puede interesar: Declaran alerta naranja en 38 municipios de Santander por fuertes lluvias

El alcalde del municipio de Toledo, Jairo Castellanos, dijo que “cada vez que llega el invierno enfrentamos problemas en la vía La Soberanía, que nos comunica con el departamento de Arauca y por donde circulan vehículos de carga".

Así mismo el gobernador William Villamizar solicitó apoyo al Instituto Nacional de Vías (Invías), para restablecer la comunicación terrestre en el tramo Toledo-Gibraltar, donde las fuertes precipitaciones causaron varios deslizamientos de tierra.

El mandatario notificó a los alcaldes que se deben activar los planes de contingencia para brindar atención a los hechos que surjan por las lluvias.

Una de las zonas más afectadas es el municipio de Arboledas, donde hubo pérdida de unos 200 metros de banca en el kilómetro 11, en el corregimiento Villa Sucre.

Así mismo en el municipio de Salazar se registraron daños en los puentes Hamaca y Las Burbujas y pérdida de parte de la banca vial.

Lea también: Mindefensa investiga muerte de exguerrillero de las Farc en Norte de Santander

Igualmente inundado amaneció el corregimiento de La Gabarra, zona rural de Tibú, donde se paralizó el transporte, el comercio cerró sus puertas y se cancelaron las clases.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido