Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Por derrame de combustible se puede afectar población, flora y fauna

Foto referencial de archivo



La flora y la fauna del sector de Piedecuesta se podría afectar a la medida que se extienda el crudo sobre el río Chicamocha y Umpalá.

Según la secretaria general de la CDMB, Yadi Ardila Grandas el riesgo ambiental es inmediato tanto para las poblaciones que habitan en las zonas aledañas al río Chicamocha, una vez verificado por parte de funcionarios el derrame del crudo, se pudo establecer que el ACMP se une con el recurso hídrico se interrumpe la oxigenación del recurso lo que provocaría la muerte de todos los microorganismos que se encuentren en el agua, y lo mismo sucedería con la flora que hay en la zona.

"Por eso es indispensable que las poblaciones que residen en la zona del río Manco y que utilizan el agua para el uso doméstico, riego de cultivos y animales que no la consuman porque puede ocasionar afectaciones en la salud", agregó Ardila Grandas

"Hasta el momento no tenemos información o nadie ha denunciado en el municipio de Piedecuesta afectaciones por el riego de combustible, sin embargo pero la recomendación especial para las comunidades  se abstenga de consumir el agua,  los especialistas de la autoridad ambiental señalan que todo lo que a su paso el combustible contamine la población debe mantenerse alejada", agregó la Secretaria general de la CDMB.

"Por el momento la empresa transportadora del combustible deberá presentar ante la CDMB los permisos correspondientes para movilizar el combustible, pero en el caso que no tenga ni la autorización para el transporte ni un plan de contingencia para enfrentar una situación como estas, se procederá a iniciar el proceso sancionatorio a fin de que se determine la responsabilidad de la magnitud de afectación ambiental que está ocasionando el riego de combustible en la zona", señaló Yadi Grandas.

En la zona se mantiene un grupo de expertos para monitorear constantemente que las poblaciones de las zonas aledañas al río Manco, Umpalá y Chicamocha no utilicen el agua para consumo mientras continúa el plan de contingencia ambiental.