Cargando contenido

La compañía sostiene que ya detuvo el afloramiento de lodo, petróleo y gas que se registró en el corregimiento La Fortuna de Barrancabermeja

Cruda Lizama
RCN Radio

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, aseguró que ya "no está cayendo ni una gota de crudo a las fuentes hídricas de la zona" de La Fortuna, en Barrancabermeja (Santander), tras la emergencia por el escape de petróleo en Campo Lizama.

Según el directivo, el control del afloramiento obedece a los trabajos que hicieron técnicos de Ecopetrol con la instalación de sistemas de bombeo y tratamiento de fluidos en el punto de emisión.

"(Los trabajos) permitieron succionar los líquidos y evitar que estos caigan en la quebrada La Lizama, el caño Muerto y el río Sogamoso", dijo Bayón, al hacer un balance luego de recorrer el punto de emanación y los diferentes lugares de control.

Según el presidente de Ecopetrol, "adicionalmente, la instalación de tres líneas de flujo en el pozo Lizama-158 permitió llevar los fluidos a la estación central Lizama” de la compañía.

Explicó que con un equipo especializado se logró bajar la presión del pozo y disminuir la emanación de fluidos.

"Ecopetrol aclara que la cantidad de petróleo que cayó a la quebrada La Lizama se estima en 550 barriles, que se mezclaron con lodos y aguas lluvias", señaló el Directivo.

Cabe recordar que un equipo especial de la petrolera está adelantando la investigación con el fin de esclarecer lo sucedido en el pozo.

Investigaciones y sanciones

No obstante estas acciones, el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, advirtió este lunes que la petrolera estatal podría ser objeto de una sanción drástica porque se ha evidenciado que no actuó con la vehemencia suficiente para atender la contingencia durante la contaminación ambiental.

Murillo explicó que, además, se investiga si Ecopetrol ocultó información sobre esta contaminación.

Luego de una inspección en los puntos 9, 11, 12 y 13 de las zonas contaminadas en el corregimiento La Fortuna,  en la quebrada La Lizama, Caño Muerto y en la desembocadura del Río Sogamoso, el ministro Murillo indicó que en estos sectores van avanzando las labores de limpieza que se habían exigido desde el pasado jueves.

“Ahora la prioridad que tenemos y las instrucciones que hemos dado y que a su vez la Anla exige a Ecopetrol es superar la situación de desastre y empezar el proceso de descontaminación”, dijo.

Justamente, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) le abrió una indagación preliminar a Ecopetrol por estos hechos.

Incluso, la Contraloría en el año 2016 le había advertido a la compañía sobre los riesgos que acarreaban los pozos abandonados, como el de La Lizama 158.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido