La mancha de crudo podría llegar al río Magdalena.

Emergencia Santander
Ecopetrol ha instalado 50 barreras mecánicas para evitar que la mancha de crudo avance.
Foto: RCN Radio

Tan pronto se arriba al corregimiento La Fortuna, muy cerca de Barrancabermeja y San Vicente de Chucurí en Santander, se evidencia un fuerte olor a petróleo y gas que por momentos aturde a quien lo percibe. 

La preocupación de quienes residen allí es evidente; tanto que tan pronto se llega al lugar es evidente las enormes manchas de crudo que provocó el pozo La Lizama 158 y que ha ocasionado una mortandad de peces y un foco de infecciones en los habitantes, quienes aseguraron que el fuerte olor ha generado dolor de cabeza e irritación en ojos.

Es tan grave la contaminación ambiental que se presenta en la quebrada La Lizama que terminó llegando hasta el río Sogamoso, situación que se trata de controlar con más de 11 cuadrillas de atención a emergencias de Ecopetrol, tal y como lo indicó Rafael Quintero, Junta de Acción de La Fortuna, quien aseguró que la emergencia ambiental ha cobrado vidas de babillas y peces.

Para Marlene Camargo, residente aledaña a la quebrada, la situación es más compleja porque tuvo que abandonar su vivienda a raíz de los fuertes olores y pese a que le prometieron ayudas para que sobreviva su ganado, éstas no han llegado.

Dolores de cabeza, nauseas e irritación en los ojos han sentido los estudiantes del colegio Pozo Nutria 2, de los cuales el 30% ha dejado de asistir a clases por la grave situación que afecta a 700 menores de edad y sus docentes.

Aunque Ecopetrol ha instalado 50 barreras mecánicas para evitar que la mancha de crudo avance, ésta ya llegó hasta el río Sogamoso y ahora la preocupación está en que pueda arriba hasta el río Magdalena, atentando contra la navegabilidad, las especies animales, la pesca y los sectores aledaños.

A continuación, uno de los puntos por donde se escapa el crudo desde el corregimiento La Fortuna y que ya ha llegado al río Sogamoso.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido