Cargando contenido



En San Vicente de Chucurí empieza a sentirse desabastecimiento por cuenta del cierre de las dos vías principales de este municipio, ante deslizamientos originados por las lluvias.

Jairo Argüello, cacaocultor y vocero de los campesinos, indicó que los vehículos de carga demoran hasta 7 horas en llegar desde la vía a Barrancabermeja por el sector La Lizama.

Sumado a ello está la reducción de $300 en la libra de cacao y el riesgo en el que están a punto de perderse productos como la mandarina y la naranja.

Y aunque se abrió una vía  en forma rudimentaria, se requiere cuanto antes la recuperación de este importante eje vial.

La Gobernación de Santander había anunciado que al terminar la semana pasada enviaría maquinaria para iniciar la remoción de escombros.

A través de su cuenta de Twitter el director departamental de la Unidad de Gestión del Riesgo, Ramón Ramírez, explicó que aún hay movimientos de tierra por gran remoción en masa, por lo que en las últimas horas iniciaron trabajos con una retroexcavadora y se tratará además de redireccionar el agua que está por debajo de la montaña y así evaluar si se puede abrir la vía.

Sin embargo, insistió en que no se pueden arriesgar vidas humanas, porque se trata de un fenómeno natural.