La principal emergencia se presentó en la vía que de Cerrito conduce a Chitagá (Norte de Santander) en donde el desbordamiento del río Servitá generó afectaciones en el corredor vial dejándola con paso restringido. Ramón Ramírez, director de Gestión del Riesgo en Santander, aseguró que varias quebradas presentaron crecientes súbitas afectando varias zonas rurales de los municipios de Cerrito, Concepción y Enciso. "Por fortuna no hay reporte de personas lesionadas pero sí afectaciones en una vía terciaria en el municipio de Cerrito. Son tres las localidades afectadas por la creciente súbita del río Servitá que cuando esto ocurre baja con mucha piedra y lodo, hay varios sectores en donde el paso es restringido porque está bajando aún agua".  El funcionario departamental aseguró que en la zona hay presencia de maquinaria para reparar las emergencias en el lugar. "En el lugar hay maquinaria y también se habían hecho unas obras que ayudaron a soportar el paso del río e impidió que la emergencia pasara a mayores".  Aunque el desbordamiento del río no generó riesgo para los habitantes de la zona, las autoridades activaron un plan de contingencia para prevenir cualquier emergencia.