Cargando contenido

Invías reportó que desde la madrugada se presenta esta contingencia vial que afecta a por lo menos 12 municipios.

Una gran congestión vehicular se presenta en el sector El Tope, en la vía Curos – Málaga, ante un gran deslizamiento que se registró en medio de un fuerte aguacero.

El Instituto Nacional de Vías (Invías) reportó que desde la madrugada se presenta esta contingencia vial que afecta a por lo menos 12 municipios en la provincia de García Rovira, cuyos habitantes no pueden desplazarse hacia Bucaramanga.

La apertura de la vía depende de la remoción de escombros y si baja la intensidad de las lluvias.

Mientras esta complicación se registra en el oriente del departamento, hay otras zonas en donde hay pasos restringidos, confirmó el gobernador de Santander, Didier Tavera.

Lo preocupante en el caso de Curos – Málaga está en el riesgo que están asumiendo algunas personas al pretender atravesar por encima de los derrumbes.

El mandatario indicó que hay paso restringido entre San Gil y Bucaramanga, en el sector Montecarlo; en Peña de Oro, vía San Vicente de Chucurí – Bucaramanga se recuperó la movilidad con restricción, ante deslizamientos y desplazamiento de la calzada.

Mientras tanto, en el sector Las Vueltas del municipio de Galán hay paso restringido, en la carretera al Hato se mantiene la alerta por posibles crecientes en la quebrada La Honda, en Enciso, sector Cortadera, sigue el inconveniente por un fenómeno de remoción en masa, el cual obligó a la evacuación de 30 familias, cuyas viviendas están en alto riesgo.

En ese lugar se presenta además un desplazamiento de la via en un tramo de por lo menos 200 metros. Por esta razón están incomunicados Enciso y Carcasí, añadió el gobernador Tavera.

Dentro de las vías afectadas también se incluye Rionegro – El Playón, ante deslizamientos constantes, mientras que entre Curos y Málaga cerca de San Andrés, se han registrado caída de piedra y lodo.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido