Esto debido a la falta de insumos, como harina de trigo, para la fabricación de hostias de consagrar en territorio venezolano.

La Iglesia católica en Cúcuta donó cerca de 250 mil de estas hostias para que se puedan celebrar los misterios sagrados de la semana mayor, como lo señalan en un comunicado, la Diócesis de la ciudad.

En las inmediaciones del Puente Internacional Simón Bolívar, el máximo jerarca de la Iglesia católica de Cúcuta, Víctor Manuel Ochoa, entregó las mismas a su homólogo en San Cristóbal, el Obispo Mario Moronta. 

Las cuales serán distribuidas en las parroquias del área metropolitana de la capital del Estado Táchira y municipios fronterizos, donde escasean las mismas.

Además de las hostias, intercambiaron información sobre la compleja situación que viven los venezolanos en las calles de la ciudad, donde diariamente cerca de 50 mil extranjeros, duermen en las calles de Cúcuta. 

La semana anterior, los Obispos de Cúcuta y San Cristóbal celebraron la misa Crismal en la capital del Estado Táchira, donde luego se reunieron para tratar temas de Frontera y atención humanitaria en la región, que brinda la Diócesis de Cúcuta a los venezolanos. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido