Cargando contenido

Foto: Ingimage



Un documento sancionatorio puso en evidencia el grado de alicoramiento con el que fue sorprendido el director de tránsito encargado Elkin Raguá, por uniformados de la Policía de Tránsito y Transporte en una vía de Bucaramanga..

Una vez conoció el hecho, el director de tránsito de Bucaramanga, Germán Torres Prieto, quien cumple su periodo vacacional, anunció que se sancionará enérgicamente al funcionario por conducir en estado de alicoramiento en el vehículo oficial.

"Inmovilizado en operativo de alcoholemia realizado por la Ponal un vehículo de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga. La ley empieza por casa y se sancionará enérgicamente a los responsables", aseguró Torres.

La Dirección de Tránsito de Bucaramanga informó que de acuerdo al registro de la prueba de alcoholemia realizada por la Policía Nacional, el conductor del vehículo y director encargado de la dependencia, registró un grado de alcohol de 0,22 y no 0,82.