Cargando contenido



El discurso anticorrupción que ha desplegado durante su mandato se ha convertido para algunos analistas como una de sus fortalezas para la gestión del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, mientras que otros sectores consideran que aún no ha pasado a los hechos.

Esas acciones anticorrupción del gobierno de Hernández ha llevado a que su imagen de favorabilidad esté por encima del 80 por ciento, aseguró el vocero del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, Erwing Rodríguez.

Agregó que ese resultado se ve en un estado positivo de las finanzas, lo que se traduce en las inversiones y obras que se verán en este 2018, porque ya se ha cumplido con el saneamiento fiscal.

Afirmó que la defensa que el alcalde ha hecho del páramo de Santurbán, merece ser reconocida.

Mientras tanto, Sergio Toledo, coordinador de la Veeduría La Lupa, expresó que hay varios puntos negativos en la gestión de Rodolfo Hernández, como por ejemplo el poder que le ha entregado a Manolo Azuero como jefe de Gobernanza y al mismo secretario de Desarrollo, Jorge Figueroa o hasta un dirigente político cercano al Alcalde.

Aseguró que “la gestión para recursos en el orden nacional es nula y su discurso anticorrupción es contrario a sus acciones, porque recientemente se conoció de un escándalo que involucra al hijo del mandatario y su esposa, quienes habrían pactado una comisión de 100 millones de dólares si se efectuaba el contrato para la disposición final de las basuras”.