Los hostigamientos se presentaron en el municipio de Hacarí y Teorama en Norte de Santander, en donde tres personas resultaron heridas tras la explosión de una granada de mano que fue lanzada en las estaciones de Policía de éstas localidades.

El coronel George Quintero, comandante de la Policía de Norte de Santander, aseguró que la responsabilidad sobre los ataques terroristas los atribuyen al Grupo Armado Organizado 'Los Pelusos' que delinquen en el departamento.

"En el sector de Hacarí hay tres personas heridas, personas que se encontraban celebrando sus festividades de fin de año y que fueron remitidas a Ocaña para recibir atención médica por las heridas con las que resultaron". 

En menos de 24 horas, tres estaciones de Policía en Norte de Santander fueron hostigadas con explosivos; el primer caso ocurrió en el corregimiento de Guamalito del municipio de El Carmen en donde resultó herido un menor de 9 años y posteriormente se registraron los hostigamientos a las instituciones policiales de Hacarí y Teorama.