Cargando contenido

Una niña de 9 años y una mujer embarazada cayeron al agua luego del naufragio de una canoa motor.

naufragio de embarcación

Desde la zona media del río Magdalena hasta la Ciénaga del Opón, se mantienen las labores de búsqueda de una niña de 9 años y una mujer embarazada, quienes cayeron al agua, luego del naufragio de una canoa motor.

El director de la Oficina de Gestión del Riesgo en Santander, Ramón Ramírez, explicó que de acuerdo al testimonio de varias personas, la canoa partió desde el Puerto Petrolero con 7 personas a bordo y al parecer el oleaje por las crecientes generadas por las lluvias hizo que la embarcación naufragara.

En medio del susto y la angustia por lo que estaba pasando, una niña de 9 años y una mujer, quienes al parecer iban sin chaleco salvavidas fueron arrastrada por la corriente.

El funcionario afirmó que por esta razón se le exigirá a los propietarios de embarcaciones para que obliguen a los pasajeros a utilizar los chalecos, así sepan nadar.

“El chaleco asegura un alto porcentaje de salvación a una persona cuando cae a una fuente hídrica, por eso haremos la exigencia”, agregó.

Otro de los aspectos que las autoridades han analizado con esta emergencia es que definitivamente no se puede permitir que embarcaciones de cualquier tamaño se desplacen después de las 5 de la tarde, cuando no hay visibilidad, toda vez que puede aparecer un tronco o un objeto flotando y generar un accidente.

Aseguró además que las labores de búsqueda se mantendrán en forma ininterrumpida, hasta que sean encontradas a estas personas “ojalá con vida”.

La canoa motor es una embarcación similar a la que utilizan los pescadores en su tarea diaria en Barrancabermeja y zonas aledañas, con la diferencia que en uno de los extremos lleva un motor fuera de borda.

Además no cuenta con elementos de seguridad y cubierta para la protección de los pasajeros.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido