Cargando contenido

Ecopetrol pidió no "prejuzgar", sino esperar el resultado de las investigaciones.

Lisama 158 Ecopetrol
Miles de animales murieron debido a esta emergencia.
Foto tomada de @ECOPETROL_SA

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, señaló en diálogo con RCN Radio que la petrolera adelanta una investigación interna para establecer a ciencia cierta qué fue lo que produjo el afloramiento de crudo y gas en zona rural de Barrancabermeja en Santander.

Según el directivo, se ha podido establecer la relación directa entre el pozo Lisama 158 y el derrame de estos insumos en esta zona. Además, Bayón explicó que "el afloramiento se genera porque hay un efecto de presión adicional en el pozo y hay comunicación entre el pozo y el sitio del afloramiento".

En un mes quedaría sellado el pozo Lizama 158 tras desastre ambiental

Ante las acusaciones de negligencia que desde varios sectores han hecho contra la petrolera por este caso que ocurrió desde el pasado 2 de marzo, el directivo afirmó que "es importante decir que en casos como este no es bueno prejuzgar sino hacer el debido proceso y las autoridades deben determinar si hay responsabilidad en ese sentido".

De igual modo, recordó que en su momento la petrolera expresó disculpas públicas y que aún se adelanta un plan de contingencia para tratar de subsanar los efectos ambientales en la zona de la emergencia. "Lamentamos lo que pasó, hemos pedido disculpas públicas y estamos en el plan de contingencia para reparar los efectos", recalcó.

Igualmente, Bayón dijo que el equipo especial traído desde Houston, EE.UU,  está ensamblado en un 30% y se espera que en próximos días quede sellado del todo el pozo, además de establecer mediante esta maquinaria qué fue lo que produjo el afloramiento de crudo y gas.

Bayón también indicó que desde el pasado viernes ya no fluye crudo y gas en el pozo Lisama 158 y precisó que las áreas impactadas son la quebrada la Lisama y Caño Muerto, 

"Hay también un impacto en los márgenes de estas fuentes de agua, y también se impactó la fauna y la flora. Seguimos evaluando la situación, hay animales que perecieron y otros que fueron rescatados; el 97% de los animales rescatados volvió a su habitad", indicó.

A su vez, sostuvo que fueron 550 los barriles que fueron vertidos a estas fuentes de agua, contrario a lo que sucedió hace algunos años en el Río Mira, cuando a este afluente cayeron 10 mil barriles del hidrocarburo.

El presidente de la estatal petrolera dijo que lo ocurrido en Santander ha sido menor a lo que se ha reportado como consecuencia de los ataques terroristas contra la infraestructura, ya que desde 1986 al 31 de diciembre del 2017 se han derramado 3.7 millones de barriles.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido