El anuncio lo hizo Ecopetrol luego que en el pozo Coyote -1 se confirmara la presencia de petróleo en la cuenca del Valle del Magdalena, en el municipio de San Vicente de Chucurí, en Santander.

Según Ecopetrol el hallazgo se registró entre los 2.042 y los 2.177 metros de profundidad, donde se confirmó la presencia de crudo de 25º - 28º API (más líquido y liviano que los petróleos pesados colombianos), en la Formación Esmeraldas, en intervalos de areniscas petrolíferas que suman un espesor total de 29 metros.

El nuevo hallazgo permitirá asegurar sinergias y ventajas competitivas en la zona, gracias a  la capacidad instalada y de operación de los campos La Cira-Infantas, Lisama y Colorado, así como la cercanía con la refinería de Barrancabermeja. Toda esta infraestructura de producción, transporte y refinación se encuentra a menos de 26 kilómetros de distancia.

Este es el segundo hallazgo que se realiza en Santander a cargo de las dos compañías Ecopetrol y su socio Parex.