Al Carrasco llegan mil toneladas diarias de desechos provenientes de 17 municipios. Foto: RCN Radio.



Si no se giran los recursos para las obras complementarias que pretenden mitigar el impacto negativo en el relleno sanitario El Carrasco, podría llevar al cierre del lugar dentro de un mes y medio.

Así lo advirtió el contralor de Bucaramanga, Rolando Noriega, quien señaló que esas obras ascienden a $1.100 millones y están contempladas dentro de los compromisos de la emergencia ambiental del Carrasco.

“Ya no queda espacio, si ellos trasladan los recursos necesarios para empezar las obras complementarias se puede utilizar el sitio de disposición de basuras por mucho más tiempo, el municipio de Bucaramanga tiene el compromiso de girar los recursos a la empresa de Aseo de Bucaramanga, los demás municipios han girado respectivamente estos dineros, pese a que la administración los tiene no ha realizado los giros” dijo el contralor municipal

El cierre llevaría a tener las basuras en la calle porque no habría espacio para la disposición final y con ello vendría una declaratoria de calamidad pública para la capital santandereana.

Hay que recordar que desde ocho años hay declarada una emergencia sanitaria en Bucaramanga para poder utilizar el relleno sanitario, ante el cierre ordenado por un Juez. Allí se disponen mil toneladas diarias de desechos provenientes de 17 municipos.